Desnutrición

La desnutrición es un estado de déficit de energía, proteínas u otros nutrientes que conlleva efectos adversos en los pacientes. Puede estar relacionada con el ayuno, enfermedades crónicas (sobretodo renales o hepáticas) o bien ocurrir durante procesos agudos (por ejemplo, una intervención quirúrgica).

Desnutricion

 

Es muy prevalente, no sólo en los países en desarrollo, y tiene un impacto considerable, empeorando las enfermedades que presenta el paciente o bien favoreciendo la aparición de otras con aumento de la mortalidad.

Clasificación 

La desnutrición, al igual que la obesidad, se clasifica según el IMC, que es se obtiene de dividir el peso (kg) por la talla al cuadrado (m). En función de ello hablaremos de:

– Peso normal: IMC 18.5-25 kg/m2
– Desnutrición leve: IMC 17-18.4 kg/m2
– Desnutrición moderada: IMC 16-16.9 kg/m2
– Desnutrición severa: IMC < 16 kg/m2

Diagnóstico 

Además de valorar el peso, talla y explorar al paciente, es útil una analítica sanguínea que incluya marcadores nutricionales, como las proteínas viscerales (por ejemplo albúmina), micronutrientes, parámetros inflamatorios (que pueden ser causa de desnutrición) y hemograma, por el riesgo de afectación del sistema inmune en pacientes desnutridos.

Asimismo, puede ser útil realizar una valoración de la composición corporal con técnicas como la bioimpedancia, que nos proporciona información sobre la masa muscular y grasa corporal.

Tratamiento 

Tras estudio de su causa, el tratamiento consiste en realizar una pauta de alimentación individualizada y adaptada a las necesidades de cada paciente, junto con suplementos de vitaminas, hierro o minerales en caso que se requiera.

Dra. Gemma Cuixart Carruesco
Especialista en Endocrinología y Nutrición
Colegiada nº 48.408 del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona
Servicio de Endocrinología y Nutrición de Clínica ServiDigest