¿Qué es el IMC?

El Índice de Masa Corporal (IMC) o Índice de Quetelet, es el método más ampliamente utilizado para valorar el Sobrepeso y la Obesidad en adultos.

Se calcula dividiendo el peso (en kg) por la talla al cuadrado (en m). Su uso está muy extendido dado que es de fácil obtención y se correlaciona bien con el porcentaje de grasa corporal.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que en pacientes con niveles elevados de masa magra (como por ejemplo deportistas) sobreestima la cantidad de grasa corporal. Además existen variaciones en distintas poblaciones y etnias, y no es aplicable en población infantil (en la cual se utilizan tablas y percentiles).

Aun así, es una herramienta útil que, juntamente con otros datos, como el perímetro de cintura o el porcentaje de grasa corporal, se utiliza para la evaluación y clasificación del estado nutricional 

 IMC < 18.5 kg/m2 – Bajo peso

Está en un peso por debajo del recomendado. Sería conveniente estudiar el motivo de este bajo peso  por un especialista en endocrinología para posteriormente valorar si se deben realizar cambios dietéticos para aumentarlo o si existe déficit de algún nutriente.

IMC 18.5 – 24.9 kg/m2 – Normopeso

Está en un peso correcto en relación a su estatura. Si se siente bien con su peso y además tiene un correcto estado de salud, es recomendable que se mantenga en este peso.

IMC 25-26.9 kg/m2 – Sobrepeso grado I

Está en un peso ligeramente por encima del recomendado. Mejore su alimentación y aumente la actividad física para perder el peso suficiente como para situarse en un IMC por debajo de 25.  Consulte a un especialista en endocrinología para que le oriente en estos cambios.

IMC 27-29.9 kg/m2 – Sobrepeso grado II

Está en un peso por encima del recomendado. Necesita revisar su alimentación y aumentar la actividad física que realiza para bajar de peso. Consulte con un especialista en endocrinología para que se estudien las causas del sobrepeso e iniciar el tratamiento adecuado.

IMC 30-34.9 kg/m2 – Obesidad tipo I

Está en un peso por encima del recomendado, situándose en una Obesidad de tipo I. Consulte con un endocrinólogo para realizar un estudio de obesidad, descartar enfermedades relacionadas como diabetes o dislipemia y programar el tratamiento a seguir. Está indicado un cambio de hábitos alimentarios, aumentar la actividad física y valorar la realización de tratamientos endoscópicos para la obesidad.

IMC 35- 39.9 kg/m2 – Obesidad tipo II

Está en un peso por encima del recomendado, situándose en una Obesidad de tipo II. El exceso de peso que tiene le predispone a padecer enfermedades metabólicas graves que se deben estudiar y tratar. Consulte con un endocrinólogo para hacer un estudio de la obesidad, iniciar un tratamiento que contemple cambios en la alimentación y grado de actividad física, y valorar la necesidad de tratamientos endoscópicos o Cirugía de la Obesidad.

IMC 40-49.9 kg/m2 – Obesidad tipo III (mórbida)

Está en un peso por encima del recomendado, situándose en una Obesidad mórbida o tipo III. Su exceso de peso le predispone a padecer enfermedades metabólicas graves que se deben estudiar y tratar.  Consulte con un endocrinólogo para hacer un estudio de obesidad y empezar un tratamiento que contemple cambios en la alimentación, grado de actividad física y valorar la realización de una Cirugía de la Obesidad.

IMC >50 kg/m2 – Obesidad tipo IV (extrema)

Está en un peso por encima del recomendado, situándose en una Obesidad tipo IV. Su exceso de peso le predispone a padecer enfermedades metabólicas graves que se deben estudiar y tratar.  Consulte con un endocrinólogo para hacer un estudio de obesidad y empezar un tratamiento que contemple cambios en la alimentación, grado de actividad física y valorar la realización de una Cirugía de la Obesidad.

Dra. Gemma Cuixart Carruesco
Especialista en Endocrinología y Nutrición de Clínica ServiDigest
Colegiada 48408 del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *