Nutrición en las pacientes embarazadas

El 28 de Mayo celebramos el Día Mundial de la Nutrición

El próximo Domingo 28 de Mayo es el Día Mundial de la Nutrición y por eso queremos hablar de la importancia de la nutrición en las pacientes embarazadas.

La alimentación en este periodo es fundamental para garantizar el adecuado crecimiento y desarrollo fetal. Las recomendaciones nutricionales dependerán del índice de masa corporal (IMC), actividad física, edad y trimestre de gestación.

Es necesario evaluar el estado nutricional antes de la gestación y estimar la ganancia ponderal apropiada según el IMC. Las mujeres con sobrepeso u obesidad deben perder peso antes de la concepción y las pacientes con diabetes pregestacional deben optimizar su control glucémico hasta alcanzar una hemoblobina glicosilada (HbA1c) <6,5% por lo que se recomienda planificar el embarazo.

En general se recomienda evitar hábitos tóxicos (tabaco, alcohol, etc), el consumo de frutas y vegetales no lavados, altas dosis de cafeína, lácteos no pasteurizados y carnes crudas.

La dieta debe ser variada y equilibrada y debe estar correctamente distribuida en macronutrientes (proteínas, carbohidratos y grasas) y micronutrientes (vitaminas y minerales). Además las embarazadas requieren suplementación (hierro, calcio, ácido fólico, yodo, vitamina D).

El ácido fólico se indica para prevenir defectos del tubo neural. Los folatos están presentes en una gran variedad de alimentos, tales como espinacas, guisantes, coles de bruselas, judías, naranja, aguacate, nueces, almendras, cereales y legumbres entre otros.

En la web de la Agencia Española de Consumo Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) podemos descargar un tríptico con consejos nutricionales para lograr una alimentación segura durante el embarazo.

En la web de la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD) podemos descargar otro tríptico publicado en el 2015 con motivo del día nacional de la nutrición, en que además de consejos generales, aparecen las raciones diarias recomendadas, clasificadas por grupos de alimentos para cubrir las necesidades nutricionales de las gestantes.

En la web del United States Department of Agriculture (USDA) podemos calcular un plan de alimentación según edad, trimestre, peso pregestación (en libras), estatura (pies, pulgadas) y tipo de actividad física.

Cuando hablamos de nutrición en las pacientes embarazadas, mejorar la calidad de la dieta y evitar deficiencias nutricionales es un trabajo en equipo en el que deben participar Ginecólogos, Enfermeras, Médicos de Familia, Dietistas y Endocrinólogos.