La Dieta más aconsejable

La dieta más aconsejable es aquella que analiza los hábitos del paciente y le ayuda a seguir las recomendaciones nutricionales de la forma más viable posible.

No existe una pauta de dieta ‘ideal’ para todo el mundo al plantear una pérdida de peso.

En muchas ocasiones, las recomendaciones que se dan a la hora de perder peso son difíciles de incorporar en el día a día si no hay alguien que te sugiera ideas de como llevarlo a cabo. El asesoramiento por parte de un Dietista-Nutricionista es crucial en este sentido ya que por un lado tiene claros los objetivos a alcanzar y por otro tiene en cuenta la idiosincrasia del paciente.

Una dieta mal diseñada produce múltiples efectos en el organismo que pueden tener una repercusión nefasta en cuanto a la pérdida / mantenimiento del peso a largo plazo.

Cuando iniciamos una dieta, además de perder grasa y un porcentaje de agua corporal, también perdemos masa muscular.

A nivel metabólico, la masa muscular es el tejido más activo del organismo, así que si se va perdiendo durante los periodos de adelgazamiento, se reduce el gasto energético corporal.

Este factor contribuye a que el paciente vaya teniendo un metabolismo más reducido, engordando con más facilidad cada vez que se exceda en el consumo de calorías.

Este efecto de pérdida de masa muscular durante el adelgazamiento, se puede minimizar con la práctica de ejercicio físico adecuado (fuerza-resistencia), aunque lo cierto es que la mayoría de personas que se someten a una dieta, lleva mejor la restricción calórica que la pauta de ejercicio físico.

Se debe tener en cuenta también que el tipo de ejercicio físico debe ser específico para el objetivo a conseguir, en este caso es adecuado la inclusión de ejercicios de fuerza/tonificación.

Cuando realizamos una dieta se reduce el aporte calórico, por lo que el metabolismo compensa esta restricción con una conducta ahorrativa, aprendiendo a hacer las funciones vitales gastando menos energía, lo cual conduce también a aumentar la facilidad para recuperar peso a largo plazo.

Si tenemos en cuenta que iniciar dietas para perder peso se asocia también a una mayor probabilidad de desarrollar trastornos de la conducta alimentaria, entenderemos que los tratamientos para perder peso deben estar bien diseñados por profesionales en Endocrinología, Nutrición y Dietética.

A la hora de plantearnos perder peso, es importante que el enfoque del tratamiento sea multidisciplinario y no fijarnos solo en el seguimiento de una dieta. Modificaciones en el comportamiento, la práctica de actividad física, mejorar la gestión del estrés, la regulación del horario de descanso… son estrategias que junto a una alimentación equilibrada, permitirán regular el peso.

Sra. Mar Bacardit Vendrell
Especialista Dietética y en Nutrición humana
Colegiada nº CAT000057 del Colegio de Dietistas y Nutricionistas de Catalunya
Servicio de Endocrinología, Dietética y Nutrición de Clínica ServiDigest