FibroScan CAP®, la técnica que evita un 90% de las biopsias hepáticas

El FibroScan CAP® y las biopsias hepáticas. 

El FibroScan CAP® facilita conocer el estadio de la fibrosis del hígado mediante una exploración no invasiva.

Durante años, la fibrosis se ha medido mediante la biopsia hepática, una técnica molesta y no exenta de riesgos.

Con la técnica del FibroScan conseguimos un diagnóstico precoz y una valoración de la fibrosis hepática de manera no invasiva, evitando un 90% de las biopsias hepáticas.

¿Qué es el FibroScan CAP®?

La Elastografía de Transición (FibroScan CAP®) es una técnica avanzada en la cual se puede cuantificar la elasticidad del hígado, lo que es un reflejo del grado de rigidez o fibrosis hepática.

Es un método no invasivo, indoloro y reproducible que proporciona información útil para tomar decisiones con respecto al tratamiento, seguimiento o pronóstico a corto o largo plazo de una enfermedad hepática determinada.

Valora un volumen de tejido 100 veces superior al de la biopsia hepática. Al carecer de complicaciones, el FibroScan CAP® puede repetirse para realizar un seguimiento de las enfermedades hepáticas.

El CAP (Coeficient Attenuated Parameter) es el parámetro de atenuación controlado. Se realiza al mismo tiempo que la Elastografía de transición y sirve para cuantificar el porcentaje de infiltración grasa del hígado (Esteatosis hepática).

Entre los 500.000 afectados por Hepatitis C que existen en España, 30.000 están coinfectados con VIH, en quienes la fibrosis avanza de manera mucho más rápida.

Para estos pacientes, el método FibroScan ha desarrollado unos puntos de corte específicos que permiten valorar la evolución de la rigidez del hígado.

Es útil para el diagnóstico, seguimiento y tratamiento en todas las fases de la enfermedad hepática crónica:

  • Diagnóstico o detección fortuita en paciente asintomático.
  • Diagnóstico en paciente con síntomas incipientes.
  • Diagnóstico en paciente sintomático con complicaciones.
  • Evaluación, seguimiento, tratamiento y pronóstico de la Fibrosis y Cirrosis hepática.
  • Seguimiento posterior al Trasplante hepático.

El virus de la hepatitis C es la causa de casi la mitad de los trasplantes de hígado y de las cirrosis hepáticas y más del 50% de los hepatocarcinomas.

Cuando el virus de la Hepatitis C avanza hasta la cirrosis hepática, puede causar complicaciones potencialmente mortales, como una hemorragia por varices esofágicas o un cáncer de hígado.

Clínica ServiDigest dispone de un Departamento médico-quirúrgico de Aparato Digestivo con una Unidad especializada en Hepatología para la prevención, estudio y tratamiento de las enfermedades hepáticas.