Diabetes mellitus

La Diabetes mellitus es una enfermedad crónica compleja, caracterizada por la elevación de los niveles de glucosa en sangre (hiperglucemia).

La diabetes se puede clasificar en tipo 1, tipo 2, gestacional y debida a otras causas como la neonatal, enfermedades del páncreas exocrino y fármacos entre otros.

La diabetes tipo 1 es causada por la destrucción de las células β del páncreas y en general conduce a la deficiencia absoluta de insulina. La diabetes tipo 2 se origina por alteraciones en la secreción y / o acción de la insulina.

Según el estudio Di@bet.es la prevalencia de diabetes en España es del 13,8% y se estima que se encuentra en aumento debido al incremento paralelo de la prevalencia de Obesidad que en la actualidad sufren unos diez millones de personas sólo en España. En Europa se prevé que 1 de cada 10 adultos habrá desarrollado diabetes en 2030.

Los factores de riesgo asociados al desarrollo de Diabetes mellitus tipo 2 son el hábito tabáquico, la edad avanzada (una persona mayor de 65 años tiene cien veces más probabilidades de tener diabetes que una persona por debajo de los 25 años), el sexo ( es más frecuente en hombres que en mujeres), la obesidad (es el doble de frecuente en personas obesas que en las no obesas), hipertensión arterial, nivel de estudios (el no tener estudios triplica el riesgo de ser obeso ante aquellos que han cursado estudios universitarios), la vida sedentaria (las personas que no hacen ejercicio tienen un 50% más de posibilidades de ser obesas), la historia familiar de diabetes, la etnia, la glucemia basal alterada o intolerancia a la glucosa .

Diagnosticar diabetes es más complicado que otras enfermedades crónicas dado que los signos de alerta pasan desapercibidos para los que la padecen. Algunos de los síntomas típicos que debemos tener en cuenta son tener mucha sed, ganas de orinar con frecuencia y mucha hambre.

Según La American Diabetes Association (ADA), se considera diagnóstico de Diabetes mellitus:

  • Glucemia en ayunas ≥ 126 mg / dl, en 2 ocasiones.
  • Glucemia a las 2 horas del test de tolerancia oral a la glucosa (TTOG) ≥ 200 mg / dl, en 2 ocasiones.
  • HbA1c ≥ 6,5%, en 2 ocasiones (o en una ocasión junto con otro de los criterios anteriores).
  • Glucemia al azar ≥ 200 mg / dl con síntomas típicos.

Se debe realizar cribado y prevención primaria de Diabetes mellitus tipo 2 en los siguientes casos:

  1.  Adultos con sobrepeso y otros factores de riesgo:
  • Sedentarismo.
  • Familiares de primer grado con diabetes.
  • Raza / etnia de riesgo: afroamericanos, latinos, nativos americanos, americano asiático, de las Islas del Pacífico.
  • Mujeres que han tenido diabetes gestacional o un bebé de más de 4 Kg.
  • Hipertensión arterial.
  • Colesterol HDL <35 mg / dl o Triglicéridos> 250 mg / dl.
  • Síndrome de ovario poliquístico.
  • Prediabetes:

-Intolerancia a la glucosa: glucemia a las 2 horas del TTOG ≥ 140 mg / dl <199 mg / dl en 2 ocasiones.

-Glucemia basal alterada (GBA): glucemia en ayunas ≥ 100 mg / dl y <125 mg / dl en 2 ocasiones.

-HbA1c 5,7-6,4%, en 2 ocasiones (o en una ocasión junto con otro de los criterios anteriores).

  • Resistencia a la insulina (obesidad severa o acantosis nigricans).
  • Antecedentes de enfermedad cardiovascular.

2.-A partir de los 45 años, particularmente si hay obesidad

3.-Si se tiene prediabetes repetir cada año y si es normal repetir cada 3 años

Algunos pacientes con Diabetes mellitus tipo 2, sufren el llamado síndrome metabólico, un conjunto de enfermedades (obesidad, dislipemia, hipertensión arterial) relacionadas con la resistencia a la insulina.

La diabetes mal controlada se asocia a complicaciones crónicas microvasculares (retinopatía, nefropatía y neuropatía) y macrovasculares (enfermedad arterial coronaria, enfermedad cerebrovascular y enfermedad arterial periférica).

Sin embargo, debemos ser optimistas ya que se ha demostrado que podemos prevenir o retrasar la aparición de Diabetes mellitus tipo 2 si mantenemos un peso corporal adecuado, realizando sencillas modificaciones que incluirían dieta mediterránea equilibrada, evitar el sedentarismo y algunos hábitos poco saludables, como fumar.

Las personas con diabetes tipo 1 deben tratar con múltiples inyecciones de insulina (insulina basal y prandial) o infusión continua de insulina. Los pacientes con diabetes tipo 2 deben ser tratados con antidiabéticos orales como metformina, sulfonilureas, tiazolidinedionas, inhibidores de la DPP-4, inhibidores de SGLT2 o antidiabéticos inyectados como agonistas de los receptores GLP-1 o insulina.

La diabetes es una enfermedad que requiere atención médica continuada, control de la glucemia y estrategias de reducción de riesgos.

El apoyo y la educación son fundamentales para la prevención de complicaciones.

Los especialistas en Endocrinología de nuestro centro de forma rutinaria realizan el cribado, la prevención primaria y el diagnóstico de esta patología, además detectan la presencia de posibles complicaciones crónicas e indican a los pacientes que hagan ejercicio, que pierdan peso o que dejen de fumar , tratamientos con antidiabéticos orales, inyectados o insulina. Además el equipo de Nutrición y Psicología, le aconsejará los cambios necesarios en su estilo de vida y la gestión del estrés.

Dra. Diana Tundidor Rengel
Especialista en Endocrinología y Nutrición.
Colegiada nº 41.667 del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona.
Servicio de Endocrinología y Nutrición Clínica ServiDigest.