Obesidad y Sarcopenia

La sarcopenia es un problema de salud que se caracteriza por la pérdida de masa muscular y con ella la pérdida de la función muscular, ocasionando cansancio, falta de energía, disminución del desempeño físico y en ocasiones pérdida del equilibrio, limitando así algunas actividades del día a día.

La pérdida de masa muscular es un proceso fisiológico que ocurre en la medida que envejecemos, se considera que alcanzamos un nivel máximo de masa muscular y fuerza entre los 30-50 años, momento en que inicia una pérdida progresiva de la masa muscular, esta sarcopenia provocada por el mismo envejecimiento se clasifica como sarcopenia primaria. Es importante que el adulto mayor tenga asesoramiento nutricional y realice actividad física diaria acoplada a sus requerimientos para evitar la progresión de la sarcopenia primaria.

Se define como sarcopenia secundaria cuando esta aparece o se incrementa con procesos patológicos como la malnutrición o la obesidad, diabetes, enfermedades degenerativas, cáncer y otras condiciones patológicas que conlleven a la pérdida de masa muscular.

En las personas con obesidad es frecuente que se presente esta condición dada por la inactividad física y los malos hábitos en la alimentación. El diagnóstico de sarcopenia lo realiza un médico que debe evaluar y valorar a la persona con obesidad y así a través de cuestionarios, medidas antropométricas, métodos de composición corporal como la bioimpedancia eléctrica y técnicas de imagen poder llegar a una conclusión que permita hacer un diagnóstico definitivo para iniciar las recomendaciones necesarias que nos permitan frenar la progresión de la sarcopenia.

Es muy importante que en las personas con obesidad y sarcopenia se les elabore un plan de atención que incluya:

  • Una adecuada intervención nutricional, donde se corrijan las conductas que no beneficien la manera de alimentarse, se den recomendaciones nutricionales adaptadas e individualizadas a las necesidades de la persona, donde se integre el consumo de proteínas necesarias para evitar la pérdida de masa muscular.
  • Orientación en la actividad física, siempre individualizando los requerimientos de cada persona, de esta manera mejorar masa muscular y a la vez fuerza.
  • Orientación psicológica que nos permita ayudar a integrar a la persona con obesidad a sostener todos los cambios conductuales que están dirigidos a mejorar la calidad de vida
  • Valoración por especialista para evaluar y atender otras comorbilidades que estén afectando de manera directa e indirecta la distribución de la masa muscular. Garantizando una atención integral que mejore las condiciones de la persona con obesidad.

Los profesionales médicos de Servidigest especializados en Obesidad, evaluarán todo el parámetro realizando un abordaje completo, personalizando pautas de alimentación y tratamiento de acuerdo a tu perfil.

Dra. Leoniana Bustillos de Grimaldo
Especialista en Endocrinología y Nutrición de Clínica ServiDigest
Colegiada n. 61781 del COMB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *