Gastritis Colágena

La Gastritis Colágena es una enfermedad autoinmunitaria poco frecuente (en el año 2015 sólo había 60 casos publicados en la literatura) y de causa desconocida, que se caracteriza por una inflamación de la mucosa gástrica con un depósito de colágeno, superior a los 10 μm de espesor, en la capa subepitelial del estómago.

Factores desencadenantes y asociaciones

La etiología de la enfermedad es desconocida, pero se han descrito algunas causas que podrían actuar como desencadenante del proceso inflamatorio, como la infección gástrica por Helicobacter pylori y algunos tratamientos farmacológicos como los IECAs (un tipo de tratamiento para la hipertensión arterial), AINEs (antiinflamatorios no esteroideos como el Ibuprofeno, Naproxeno, etc), Estatinas (tratamientos hipolipemiantes para el colesterol), algunos antidepresivos ( en especial la Venlafaxina) y algunos antipsicóticos.

Esta enfermedad presenta una fuerte asociación con otras enfermedades autoinmunes a nivel digestivo como son el esprúe colágeno y la colitis colágena que son enfermedades que, al igual que la gastritis colágena, también se caracterizan por la acumulación de material colágeno en la capa subepitelial del intestino delgado y del colon respectivamente, por lo que probablemente compartan la misma vía etiopatogénica.

Síntomas y diagnóstico

La gastritis colágena cursa con clínica de náuseas, vómitos, epigastralgia, pérdida de peso, diarrea y anemia ferropénica.

Para el diagnóstico de esta patología es esencial realizar una esófagogastroduodenoscopia, en la que se puede observar a nivel gástrico una mucosa eritematosa, nodular y friable (como en la mayoría de gastritis debidas a otras causas) que se debe biopsiar, porque el diagnóstico definitivo nos lo proporciona el estudio anatomopatológico de las biopsias de la mucosa gástrica en las que se puede observar una banda de colágeno subepitelial de más de 10 μm de espesor asociada a un infiltrado inflamatorio linfoplasmocitario.

endoscopia gastritis colagena

Choung RS, et al. Clin Gastroenterol Hepatol. 2022 Sep;20(9):1977-1985.

Tratamiento y estudio clínico

Para su tratamiento se han indicado dietas hipoalergénicas, IBPs (inhibidores de la bomba de protones como el Omeprazol), suplementos de hierro y corticoides, con una respuesta clínica de los pacientes muy variable.

Dado que es una enfermedad poco habitual no se han podido realizar muchos estudios clínicos pero destaca un ensayo clínico realizado por Rok Seon Choung, et al., en la Clínica Mayo de Rochester (Minnesota-USA) donde analizaron la respuesta clínica de un total de 28 pacientes con gastritis colágena a un tratamiento con budesonida oral tópica (Entocord 9 mg al día).

Este fármaco dispone de un recubrimiento capsular diseñado para resistir la acción del ácido del estómago y liberar su contenido en el colon, pero en la gastritis colágena interesa que el fármaco se libere en el estómago, por lo que se recomienda abrir la cápsula y disolver su contenido en una cucharada de agua, para que el/la paciente pueda tomarla por vía oral, se absorba en el estómago y actúe a su nivel para que sea eficaz.

En el estudio clínico de Rok Seon Choung, et al. se evidenció una muy buena respuesta al tratamiento médico, con una mejoría clínica del 88% de los pacientes, pero al suspenderlo la mayoría de los pacientes presentaron una recidiva clínica, por lo que se debe mantener el tratamiento de forma crónica.

Dr. Marc Galindo Galindo
Especialista en Aparato Digestivo de Clínica ServiDigest
Colegiado n. 53.504 del COMB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *