El sobrepeso y la obesidad, claves para controlar el COVID-19

Actualmente se estima que en España un 60% de la población tiene exceso de peso y más de un 20% presentan obesidad. A medida que se van conociendo más datos sobre el impacto del coronavirus, existe mayor evidencia científica de que las personas con obesidad, al igual que pasa en otras infecciones respiratorias, son más vulnerables a la infección por COVID-19.

Los factores que podrían influir en un mayor riesgo de infección y complicaciones por COVID-19 de los pacientes con obesidad, serían su asociación con otras enfermedades, además de una mayor predisposición a fenómenos tromboembólicos que en la población general.

El sobrepeso y la obesidad se asocian a alteración de la función pulmonar, en forma de neumopatía restrictiva, además de presentar con mayor frecuencia síndrome de apnea-hipopnea del sueño. Asimismo, otras de las principales comorbilidades del exceso de peso, como la diabetes mellitus tipo 2 y la hipertensión, se han identificado como factores de riesgo que están influenciando en la evolución del virus.

Un estudio reciente realizado por la Sociedad Española de Estudio de la Obesidad (SEEDO) confirma que la obesidad no es solo factor de riesgo para estas otras enfermedades, sino que empeora el pronóstico de la infección COVID-19 de forma independiente. Según los datos publicados, el 80% de los pacientes que tuvieron formas graves de la infección, que precisaron intubación, ventilación mecánica y/o fallecieron eran obesos.

Esta situación se ha visto agravada por el confinamiento, durante el cual prácticamente la mitad de la población española ha ganado peso. En concreto, en otro estudio publicado por la SEEDO, un 44,3% de los encuestados declara haber aumentado de peso en el confinamiento; y la mayoría de ellos, un 73%, han ganado entre 1 y 3 kg. La mala alimentación y el sedentarismo han sido las principales causas de ello.

Así, mantener un peso sano, no solo ayuda a tener un menor riesgo de infección, sino que mejora el control o la gravedad en caso de padecerla. Es necesario hacer un llamamiento sobre la necesidad que las personas con obesidad reduzcan su peso, aunque sea mínimamente, ya que esto supone un gran beneficio para la salud.

Desde Clínica ServiDigest queremos insistir como siempre en la prevención y en la necesidad de tomar las medidas necesarias para mantener un peso saludable. En nuestro blog de nutricio.es encontrarás un artículo dedicado a organizar las comidas durante el confinamiento.

Es importante recordar que el sobrepeso y la obesidad son enfermedades crónicas con consecuencias graves si no se aplica una resolución efectiva mediante un tratamiento personalizado, integral y multidisciplinar con especialistas en aparato digestivo, endoscopia digestiva, endocrinología, psicología, dietética y nutrición, para poder aplicar de forma coordinada los diferentes tratamientos según el grado de sobrepeso u obesidad: dietético, farmacológico, endoscópico y quirúrgico. En Clínica ServiDigest tienes a tu disposición un equipo de profesionales dispuestos a ayudarte a mejorar tu salud, te esperamos.

Dra. Gemma Cuixart Carruesco
Especialista en Endocrinología y Nutrición de Clínica ServiDigest
Colegiada 48408 del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *