Derivación Biliopancreática con Cruce (Switch) Duodenal

La Derivación Biliopancreática con Cruce (Switch) Duodenal, es un procedimiento quirúrgico restrictivo, con reducción de la capacidad gástrica, pero sobretodo malabsortivo, mediante la reconducción de las vías gastrointestinales y disminución de la longitud del intestino delgado. Se recomienda en pacientes adultos (de 18 a 65 años) afectos de Obesidad tipo IV (sobretodo en IMC > 55 kg/m2), junto con un cambio de estilo de vida (dieta y ejercicio).

Esta cirugía fue realizada por primera vez en 1976 por Scopinaro, introduciéndose posteriormente por Hess en 1988, el cruce (switch) duodenal. En 2011, correspondía al 2,1% de las cirugías realizadas para el tratamiento de la Obesidad, debido a su indicación sólo en casos extremos.

Como en el Bypass Gástrico, se consigue la pérdida de peso por dos mecanismos, combinando una gastrectomía vertical (componente restrictivo), junto con un cruce en el intestino delgado, para que se utilice sólo el 50% de éste para la digestión y absorción de los alimentos (componente malabsortivo). Para el componente malabsortivo se realiza una sección en el intestino delgado, habitualmente a 250 cm de la válvula ileocecal; la parte distal se une con el duodeno (asa alimentaria) y la proximal se sutura al íleo terminal, a unos 50 cm de su unión con el ciego.

El procedimiento se realiza mediante laparoscopia, y asocia una colecistectomía sistemática. Dada la complejidad de la técnica, y con el objetivo de reducir el riesgo quirúrgico, se puede proponer una cirugía en dos tiempos (primero gastrectomía tubular y, en un segundo tiempo, la derivación biliopancreática) o bien existe también la posibilidad de realizar una intervención más sencilla, con una única anastomosis duodeno-ileal (SADI), con resultados prometedores. Al presentar un componente malabsortivo importante, requiere de un estricto control por endocrinólogo y nutricionista, para evitar posibles carencias nutricionales.

La Derivación Biliopancreática con Cruce (Switch) Duodenal consigue una pérdida del exceso de peso de más del 75% a los 5 años, junto con mejoría o incluso remisión de las comorbilidades asociadas a la Obesidad, como la hipertensión arterial, la diabetes mellitus tipo 2,  la dislipemia  y el síndrome de apnea del sueño.