Gastroscopia digestiva

La Gastroscopia digestiva o Endoscopia digestiva alta (también conocida como panedoscopia oral, esofagogastroduodenoscopia o videogastroscopia), es una técnica que permite la exploración del aparato digestivo superior (desde la boca hasta la segunda porción duodenal).

Se utiliza para ello instrumento tubular largo y flexible que se introduce a través de la boca, y que dispone de una cámara en su extremo distal, que proyecta una imagen en tiempo real sobre un monitor.

Gastroscopia con sedación

Es una técnica que se realiza de forma ambulatoria y bajo sedación por lo que el paciente no siente dolor durante el procedimiento, siendo de gran utilidad para detectar cualquier alteración orgánica que pueda existir desde el inicio del esófago hasta la segunda porción del duodeno: esofagitis, hernia hiatal, gastritis, úlceras a diferentes niveles o tumoraciones diversas.

¿Cuánto dura una gastroscopia?

La duración del procedimiento es variable siendo por lo general una técnica rápida, entre cinco o diez minutos y que presenta, con el paciente dormido, una tolerancia muy buena.

¿Cómo se realiza una Endoscopia digestiva alta?

La posibilidad de tomar biopsias de diferentes tejidos a través del canal del endoscopio permite llevar muestras al laboratorio de anatomía patológica, a  fin de analizarlas y conseguir un diagnóstico más exacto.

Este procedimiento endoscópico también puede ser practicado de urgencia, en los casos de hemorragia por el tracto digestivo superior o  ingesta de algún cuerpo extraño, permitiendo hacer el tratamiento más conveniente en cada caso.

A pesar de ser considerada una técnica segura con una baja tasa de complicaciones, la gastroscopia debe realizarse por médicos endoscopistas especializados en centros y unidades preparadas.

Clínica ServiDigest dispone de una unidad especializada en el tratamiento endoscópico de patologías digestivas y metábólicas.

¿Cuál es el precio de una gastroscopia?