Biopsia Endoscópica

La Biopsia Endoscópica es la extracción de una o más muestras de tejido del tubo digestivo mediante una pinza que se introduce a través del canal del endoscopio.

Estas muestras son remitidas dentro de un recipiente con formol al servicio de anatomía patológica para su tinción y posterior  examen microscópico, posibilitando un diagnóstico mucho más exacto.

Hoy día también se pueden hacer pruebas de tipo inmunohistoquímico con las biopsias que tomamos, lo que permite profundizar aún más en el estudio.