Lóbulos rasgados

Lóbulos rasgados

Los pendientes excesivamente grandes o pesados pueden hacer que los orificios en los lóbulos se rasguen, e incluso, se abran completamente.

La solución de este problema es sencilla con una pequeña intervención bajo anestesia local y en pocos minutos.

Lóbulos rasgados