Blefaroplastia

La mirada cansada es una de las muestras más claras del envejecimiento en la expresión facial. La Blefaroplastia ofrece unos resultados muy naturales para la recuperación de una expresión ocular óptima y para eliminar las señales del paso del tiempo.

La Blefaroplastia es un procedimiento quirúrgico relativamente sencillo destinado a rejuvenecer la mirada, eliminando el exceso de piel y de las bolsas de grasa de los párpados que envejecen el rostro.

Esta técnica consiste en la extirpación de la piel sobrante y de las bolsas mediante una incisión que queda oculta por el pliegue del párpado y la eliminación parcial de las bolsas inferiores mediante una incisión por detrás del párpado interior. Con ello se evita cicatrices visibles y se reducen las complicaciones.

Blefaroplastia

La Blefaroplastia se puede realizar en la parte superior y/o inferior de los párpados. Así es como denominamos la Blefaroplastia completa, que consiste en mejorar tanto el párpado superior como el inferior.

La Blefaroplastia superior se limita a eliminar el exceso de piel y las bolsas de los párpados superiores. Es una intervención sencilla y rápida que se realiza bajo anestesia local y con una recuperación muy rápida ( entre 5 y 7 días).

La Blefaroplastia inferior corrige sobre todo el exceso de bolsas y puede o no asociarse a una mínima resección cutánea si esta fuera necesaria. La recuperación es un poco más lenta dado que el edema tarda en desaparecer, pero en 10 días los resultados ya son excelentes.

Esta intervención quirúrgica no precisa de ingreso hospitalario, por lo que el paciente es dado de alta a su domicilio una vez finalizada.

No es una técnica dolorosa, aunque durante las primeras 24 horas pueden existir leves molestias que desaparecen con tratamiento analgésico. Puede aparecer cierta molestia debida a los pequeños esparadrapos que se colocan en el párpado y que limitan su apertura completa durante un par de días.

Transcurridas 48 horas de reposo relativo, el paciente puede recuperar su vida cotidiana aunque puede quedar signos de hematoma y de inflamación más o menos visibles.

Los especialistas en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética de Clínica ServiDigest realizan una valoración integral del paciente para aplicar el tratamiento más adecuado que permita obtener los mejores resultados y una mirada joven y descansada.