Cáncer de Esófago

Cáncer de Esófago

Los tumores malignos del esófago más frecuentes son el carcinoma escamoso (CE) y el adenocarcinoma (AC).

El Carcinoma Escamoso suele estar asociado al consumo crónico de tabaco y alcohol. Por el contrario el Adenocarcinoma se presenta en pacientes con esófago de Barret.

Los síntomas del cáncer de esófago en fases iniciales (reflujo gastroesofágico, quemazón) suelen pasar desapercibidos con frecuencia. Ya en etapas más avanzadas, los pacientes refieren dificultad para tragar (disfagia), dolor al tragar (odinofagia), falta de apetito (anorexia), y/o pérdida de peso.

El diagnóstico se establece mediante Gastroscopia,  con biopsias de la lesión, siendo en ocasiones necesaria la realización de Ecoendoscopia para evaluar la extensión local y la distancia del tumor.

El tratamiento del cáncer de esófago dependerá del tipo, tamaño, y extensión de la lesión, siendo las opciones terapéuticas habituales, la quirúrgica, asociada o no a radioterapia/quimioterapia, o bien en casos seleccionados las técnicas endoscópicas tanto con fines curativos (resección de lesiones en fases iniciales) como paliativos (dilatación de estenosis, colocación de prótesis).

En caso de presentar los síntomas mencionados,  es recomendable que realice una consulta sin demora en un centro médico especializado en patología digestiva.

Clínica ServiDigest dispone de una unidad especializada en Gastroenterología para el estudio y tratamiento de esta patología.