Propósitos para 2018

Ayúdanos a cumplir nuestros propósitos para el nuevo año

Iniciamos el año y os presentamos nuestros propósitos para 2018:

Queremos pacientes felices y saludables sin sobrepeso y obesidad.

El sobrepeso y la obesidad son enfermedades cada vez más frecuentes en nuestro país. El sobrepeso puede derivar en obesidad, siendo ésta una patología grave que puede producir otras como diabetes, enfermedades cardiovasculares…

El tratamiento a aplicar dependerá del nivel de sobrepeso, desde tratamientos dietéticos, endoscópicos (sin cirugía) o quirúrgicos (cirugía bariátrica). Cualquiera de estos tratamientos incluye cambios en el estilo de vida como una alimentación saludable y aumentar el nivel de actividad física.

Queremos disminuir la incidencia de Cáncer de Colon con medidas de prevención.

Debido a la alta prevalencia del cáncer de colon (es el primero en número de pacientes diagnosticados) la prevención es la herramienta fundamental.

Es importante concienciar a la población acerca de la importancia de la prevención para adelantar el tiempo de diagnóstico, ya que si se detecta en un estado no avanzado permite su tratamiento curativo y de esta forma se reduce la mortalidad.

Para esta detección precoz, además de tener en cuenta los síntomas o señales de alarma, es importante realizar una colonoscopia de control, con la que conseguimos una exploración detallada de todo el recorrido del colon.

Tratamos las molestias digestivas, endocrinológicas o metabólicas mediante las técnicas de diagnóstico más avanzadas.

Las patologías digestivas como el reflujo gastroesofágico, la enfermedad de Crohn, el dolor abdominal persistente, la diabetes, la anemia, la celiaquía… necesitan de un diagnóstico, tratamiento y seguimiento por parte de un equipo médico de profesionales de larga experiencia y con medios de diagnóstico avanzados.

Queremos fomentar la alimentación saludable y la práctica regular de ejercicio físico.

Todos lo sabemos, una alimentación sana mejora la salud, pero no siempre aplicamos este principio a nuestra vida diaria.

El hábito de practicar una alimentación saludable empieza por un desayuno fundamentalmente energético y equilibrado. Obviar esta primera ingesta del día, nos impide mantenernos activos hasta la próxima comida, ya que nos aportan la mayor cantidad de energía que consumiremos hasta ese momento.

Los nutrientes que el cuerpo necesita se deben obtener de manera equilibrada para que nos aporten todo lo que precisa nuestro organismo. Tanto si queremos adelgazar, como si queremos mantener nuestro peso, comer sano es fundamental para que nuestro sistema metabólico funcione.

Además, la práctica de ejercicio físico de manera regular mejora nuestra salud en todos sus aspectos: metabólico, cardiovascular, emocional…

Cuidamos a nuestros pacientes consiguiendo que su experiencia en Clínica ServiDigest sea excelente.