La Obesidad y el Trabajo

Tratamos la relación entre la obesidad y el trabajo

La Obesidad y el trabajo se relaciona cada vez más con el rendimiento laboral.

Los problemas de salud van de la mano de las peores expectativas de trabajo para las personas obesas.

En España, el 63% de los hombres y el 45% de las mujeres tienen sobrepeso. El problema va más allá de un problema estético, afecta gravemente a la salud, convirtiendo la obesidad en la segunda causa de muerte evitable después del tabaco.

El economista especializado en sanidad y director del estudio de la OCDE “La Obesidad y la Economía de la prevención”, Franco Sassi, apunta que cada 15 kilos por encima del peso recomendado, aumenta un 30% el riesgo de muerte temprana.  “Las personas obesas mueren entre ocho y diez años antes que las que tienen un peso moderado”, dice.

Según la OCDE, los obesos suelen tener peores puestos y sueldos que las personas con peso moderado. Las empresas prefieren contratar a candidatos que no padezcan esta enfermedad, afirma esta organización.

Esta política contribuye a incrementar las diferencias entre empleo y salario.

En EEUU, por ejemplo, más del 40% de las mujeres con obesidad severa están desempleadas.

Otro dato recogido manifiesta que los obesos ganan hasta un 18% menos.

Por supuesto, relacionar el rendimiento laboral de una persona basándose en su peso,  es ética y legamente incorrecto, pero debemos tener en cuenta que, desafortunadamente existen estudios que inciden en manifestar esa idea.

La Obesidad está asociada a un mayor riesgo de padecer enfermedades severas y crónicas como la hipertensión arterial, diabetes mellitus, hipercolesterolemia, enfermedades coronarias, accidentes cerebrovasculares, asma o artritis entre otras.

Debido al crecimiento de la Obesidad y paralelamente a estas enfermedades asociadas, aumenta el absentismo laboral entre los trabajadores que las padecen.

La Universidad de Pittsburgh en Pennsylvania y la Universidad de Illinois de Chicago, llevaron a cabo un estudio donde se evaluó la relación entre el índice de masa corporal (IMC) y la discapacidad laboral a corto plazo (absentismo)  asociado a enfermedades  o problemas de Obesidad.

Según este estudio, las personas con sobrepeso u obesidad eran más propensas a presentar absentismo laboral comparado con los trabajadores con peso controlado.

Es decir, aumentaban los episodios a medida que aumentaba su IMC, lo que se traducía en un mayor número de situaciones de ausentismo relacionadas con patologías secundarias a la obesidad, sobretodo enfermedades musculo esqueléticas (osteoartritis o dolor lumbar),  relacionándose al impacto del sobrepeso sobre los huesos y articulaciones.

En ServiDigest desarrollamos iniciativas exitosas en el control del peso y de la salud de las personas. Estudios y tratamientos  dietéticos-farmacológico o quirúrgicos (Cirugía de la Obesidad).